Terapia psicológica

La terapia comprende tres fases:

 

Una inicial, en la cual se establece la relación terapéutica, se identifican las quejas (conductas problemas definidas por la persona que consulta o por lo que le son cercanos), se establecen los objetivos de la intervención, y se firma un consentimiento informado.

 

En la segunda fase se realiza una exploración de las circunstancias y formas de interactuar del consultante en las situaciones problemas y con otros. Con esta información se realiza un análisis contingencias que permite identificar cómo se relacionan respuestas y eventos del entorno, y que es la base para plantear estrategias de intervención. 

 

En la tercera fase, se analiza con el consultante cuáles aspectos de problema puede cambiar en relación con su forma de actuar o la forma de actuar de los otros, se identifican cuáles competencias domina para el cambio y cuáles deben entrenadas. De esto se establece la tarea del psicólogo y las estrategias aplicables para lograr los cambios deseados por el consultante.

El sufrimiento personal se puede aliviar

¿Qué es la terapia psicológica?

La terapia psicológica es un entorno profesional en el cual una persona busca apoyo para resolver las quejas en su propia vida o en la relación con otros, y un profesional capacitado y entrenado le orienta mediante estrategias efectivas fundamentadas en el conocimiento científico validado en la psicología. 

¿Por qué iniciar una terapia psicológica?

Existen muchas razones para solicitar ayuda a un psicólogo profesional; pero quizás la esencia de todas ellas se puede expresar como el deseo que tiene la persona que consulta de mejorar su vida, logrando más satisfacción en lo que se hace, en lo que siente, y hacia el futuro que vivirá.

Anchor text">Comenzar ahora